FANDOM


[Pasaje de las memorias de un capitán en su lecho de muerte]

Solo con ver al animal a uno le sube la moral. Tiene un tamaño como el de los barcos más grandes, y sus canciones resuenan por todo el océano. Las aletas son tan largas como dos hombres y tan oscuras como las rocas ocultas en las profundidades del mar, pero el resto del animal es más blanco que la nieve tyviana. Hasta los tentáculos que le cuelgan de la cabeza son blancos y se arrastran y retuercen en las frías aguas. Cuando aparece la gran ballena, todo parece lejano, uno pierde la concentración y es transportado a un lugar solitario que no existe, no puede existir.

Durante toda mi vida he perseguido este sueño que se me metió en la cabeza cuando apenas tenía diez años. La imagen no me ha abandonado desde mi primer año en el mar. He seguido su pista a partir de rumores infundados y pistas vagas: un fragmento de una canción interpretada por músicos en un bar de Morley, a las afueras de un pueblo al norte de Caulkenny; de un dibujo hallado entre las pertenencias de un marinero muerto. En alguna extraña ocasión, me dejaba llevar por pruebas más contundentes: una conversación de sobremesa con un capitán que había visto a la gran ballena hacía menos de tres meses.

Con trece años, estaba más que acostumbrado a la vida en un ballenero. Con dieciséis, ya era segundo de abordo y navegaba por aguas inexploradas. A los veinte me hice con mi primer barco y ya era conocido como el cazador de ballenas más sanguinario de todas las islas, el más loco y obsesionado.

He cazado y he matado cientos de ballenas pero nunca la volví a ver. He navegado con mi barco y mi tripulación durante los peores inviernos. Durante toda una vida, no perdí las esperanzas de verla, de tocar su carne muerta en cubierta. Necesitaba oír su canción otra vez para entender el efecto que tenía sobre mí, para sumergirme en los últimos momentos de su vida.

Ahora, combatiendo mi edad y mi dolencia, mi locura va en aumento y nubla esa visión, ese sueño de la infancia, y me pregunto si nunca fue real. Mi destino ya está escrito y he fracasado. Ahora me doy cuenta de que el sueño era una locura. ¿De verdad existió en este mundo? En el mío, sí.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar